Seguridad y Gobierno de Datos

Seguridad y Gobierno de Datos

ball of lines

BODY

Las organizaciones gestionan cada vez más datos y no hay indicios de que esto vaya a cambiar. Información personal, datos confidenciales de Negocio, información gubernamental altamente sensible: su volumen y relevancia no dejan de aumentar. Y, al mismo tiempo, las amenazas a la Seguridad de estos datos también han crecido en número y sofisticación.

En consecuencia, hoy en día las normativas de protección de datos de cada industria o región son más complejas y estrictas que nunca. Faltar al Cumplimiento puede conllevar sanciones millonarias, además de perjudicar la imagen de una marca y, por ende, la reputación de una compañía. En este contexto, los equipos de Seguridad necesitan hoy más que nunca tener mayor visibilidad y mejor gobierno de los datos sensibles. Para ello es necesario contar con las herramientas de software adecuadas, en especial las de Clasificación de Datos.

Cumplimiento, Seguridad y Gobierno de Datos

A nivel global existe una marcada tendencia a ofrecer a los individuos formas más rigurosas de proteger la privacidad y el uso de los datos personales. En Europa, por ejemplo, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD o GDPR) obliga a las organizaciones a aplicar políticas de «derecho a la eliminación» de los datos personales. Conocida también como «derecho al olvido», esta política otorga a las personas el derecho a solicitar a una organización que elimine sus datos si ya no existe ningún motivo por el que deba mantenerlos en su poder. RGPD también confiere a los individuos el «derecho de acceso», esto es, el derecho a acceder a sus datos personales y a saber cómo se procesan, comparten o utilizan.

No obstante, si los datos no se etiquetan correctamente, resultará muy difícil localizarlos según el tamaño que tenga la organización, el tipo de datos que aloja y los sistemas que se usen para almacenarlos. En definitiva, garantizar estos derechos a los individuos es un reto abrumador, pero no cumplir con la normativa puede costar muy caro. Las sanciones que contempla RGDP pueden alcanzar los 20 millones de euros, o el 4% del volumen de facturación mundial anual —lo que sea mayor—, de una organización.

En otras regiones se aplican diversas normativas de protección de datos igual de estrictas. La Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA), por ejemplo, contempla una amplia cobertura para los datos de los consumidores. Esta ley obliga a las organizaciones a revelar a los individuos el tipo de información que tienen almacenada, y les otorga el derecho a solicitar su eliminación y a acceder a sus datos personales en un «formato de fácil acceso». La tendencia es otorgar a los consumidores derechos cada vez más específicos respecto a cómo se manipulan sus datos.

Estas normativas se refieren, por un lado, a preservar la confidencialidad de los datos personales y de Negocio y, por el otro, a cómo gestionar la información. En la actualidad son muchas las organizaciones que aún tienen dificultades para identificar y gestionar correctamente los datos. Aquí es cuando entran en juego las soluciones de Clasificación de Datos.

El rol de la Clasificación de Datos

En este complejo escenario, tener mejor visibilidad y gobierno de los datos sensibles es uno de los mayores desafíos de los equipos de Seguridad. Muchas organizaciones implementan procesos manuales de identificación, clasificación y protección de datos, pero esto puede resultar muy complicado y demandante cuando hablamos de grandes volúmenes de información, y no siempre es del todo efectivo.

Una de las soluciones a este problema se encuentra mediante la utilización de herramientas de Clasificación de Datos, en especial aquellas que utilizan la automatización para optimizar los procesos, los flujos de trabajo y proteger mejor la información. Este tipo de herramientas permiten conocer qué información se tiene, dónde se almacena, quién puede tener acceso a ella, cómo almacenarla y cómo compartirla de forma adecuada. 

En la guía “Seguridad y Gobierno de Datos” se profundiza en los beneficios que tiene la Clasificación de Datos para las empresas, se presenta Titus, la herramienta líder del mercado y, además, se explica:

  • La importancia de la Clasificación de Datos para la gestión de los datos y el cumplimiento de normativas como GDPR
  • Cómo identificar y gestionar datos estructurados y no estructurados
  • Cómo dar a los usuarios herramientas para determinar fácilmente la confidencialidad de la información que utilizan y si puede compartirse
  • Cómo utilizar Machine Learning y Automatización para establecer los permisos y controles más precisos, en función del contenido y contexto
  • Y mucho más