HelpSystems Blog

Cómo SIEM protege a los servidores en la nube

SIEM in the Cloud

Los profesionales de IT en todo el mundo están prestándole atención a las aplicaciones de Gestión de Eventos de Seguridad e Información (SIEM) para que les ayuden a supervisar su vasta infraestructura tecnológica. Lo que solían ser pilas tecnológicas alojadas solo en el lugar, ahora se han expandido incluyendo repositorios en la nube, lo que da como resultado la preponderancia de enfoques híbridos. La capacidad de monitorizar la seguridad a través de estos amplios entornos nunca ha sido tan complicada, o esencial.

Las aplicaciones de SIEM han incrementado su popularidad por una buena razón: agregan datos de distintos tipos de sistemas para presentar una vista clara sobre las tareas de seguridad accionables que su equipo debe abordar para proteger a su negocio. Para decirlo fácilmente, pueden ser una de las armas más poderosas de su arsenal cuando se trata de detectar y remediar las potenciales amenazas de seguridad.

La vulnerabilidad de los datos en la nube

Uno podría preguntarse si la información almacenada en los servidores en la nube corre mayores riesgos que cuando está en equipos locales. La respuesta más corta: a veces. Un servidor es un servidor, ya sea que esté en el pasillo o del otro lado del país. Sin embargo, los equipos de IT suelen fallar al sincronizar la robusta postura de seguridad que implementan a nivel local con la que aplican en los servidores en la nube.

Erróneamente, los profesionales de Seguridad asumen que los grandes proveedores de servicios en la nube (por ejemplo, Amazon Web Services - AWS®, Microsoft Azure®, y Google Cloud Platform™) automáticamente aplican controles rígidos de seguridad a todos los datos en su entorno. Desafortunadamente, ese no es el caso. De hecho, esa responsabilidad recae directamente en los hombros de su equipo, y muchas compañías han experimentado hackeos o filtraciones al fallar en proteger de manera apropiada los datos en sus servidores en la nube.

El rol de SIEM en la nube

El software de SIEM actúa como una capa superpuesta en mucho de los sistemas en los que usted se apoya diariamente para protegerse de las amenazas de seguridad que afectan a los datos en la nube. Estos sistemas pueden incluir software de gestión de políticas de seguridad, aplicaciones antivirus, firewalls, soluciones de prevención de intrusión, y mucho más. SIEM también extrae puntos de datos de sistemas operativos como Windows, Linux, UNIX (incluyendo AIX), e IBM i, así como servidores SQL Server y bases de datos Oracle®.

La clave para dar sentido a la información proveniente de diferentes flujos de datos, que invariablemente se presenta en distintos formatos, es estandarizarlo. SIEM logra esto para proporcionar una vista nítida de las posibles áreas en riesgo, con todos los detalles de la escena. El resultado de toda esta actividad es que las soluciones de SIEM pueden ampliar el valor que usted ya obtiene de estos sistemas relacionados y simplificar la forma de identificar y abordar problemas.

Casos de uso de SIEM

Con una solución de SIEM instalada, sus administradores obtienen una vista clara de muchas vulnerabilidades de seguridad comúnes y pueden separar, del ruido de la actividad diaria, aquellas que requieren atención.

Usted puede detectar situaciones sospechosas con:

  • Logins y logouts
  • Incorporación y eliminación de usuarios, y cambio de privilegios
  • Inicio y detención de servicios
  • Roles agregados o modificados
  • Malware
  • Ancho de banda

Ejemplo 1: Reciba notificaciones proactivas si un usuario inicia sesión en un servidor en la nube directamente, en lugar de acceder vía la ruta normal, utilizando una serie de claves. Esto puede indicar que el rol de su cuenta fue modificado y que está buscando datos que no tiene autorización para ver. A su vez, puede descubrir que un empleado escaló su autoridad de usuario a administrador durante una hora para ganar acceso a información relacionada con diferentes partes de la empresa. Recuerde: las amenazas de seguridad internas son comunes, y ser diligente en este área es esencial.

Ejemplo 2: Descubra si se le ha otorgado recientemente un permiso de acceso a un empleado de cuentas a pagar para agregar nuevas compañías para pagar. Si ellos también tienen la posibilidad de aprobar el pago, esto indica que el sistema está comprometido, ya que esa persona podría crear una cuenta y canalizar pagos a través de ella para su propio uso.

Ejemplo 3: Un nuevo servidor fue creado en la nube y falló una auditoría de seguridad. Es posible que eso haya sido simplemente debido a una mala configuración de seguridad (un problema creciente), o un actor malicioso ha comprometido el entorno en la nube y está robando recursos. En cualquier caso, debería investigar para resolver el problema.

SIEM, un aliado poderoso

Los ataques informáticos, tanto internos como externos, suceden con una frecuencia temible, llevando a las organizaciones de IT a prepararse ante la posibilidad de que sucedan y a cuándo. Las medidas preventivas como SIEM ponen su negocio a la ofensiva cuando se trata de eliminar posibles problemas y tomar medidas contundentes para reducir el comportamiento sospechoso dentro de su infraestructura en la nube. Sacar el máximo beneficio de SIEM es fundamental para su capacidad de detectar y priorizar cualquier actividad que pueda ser perjudicial para sus operaciones y afecte la confianza de sus clientes.

 

 

¿Listo para reforzar la defensa de sus datos en la nube?

Descubra cómo Event Manager es la protección que necesita para su nube, en una demostración personalizada.